La técnica Giclée permite reproducir obras de arte bien sean pinturas, fotografías o imaginería digital con mayor precisión de color y resolución que otros métodos de impresión.