Actualmente, el sistema dunar de El Espartal presenta un primer cordón muy evidente, de hasta quince metros de altura, tras el que se sitúa un extenso campo dunar en el que difícilmente se reconocen los sucesivos cordones adosados. Las dunas blancas ocupan la práctica totalidad del primer cordón dunar y amplias zonas al este y el oeste, donde la reactivación del sistema ha provocado el rejuvenecimiento de algunas áreas de duna gris. Entre las especies características de la duna blanca aparecen el barrón (Ammophila arenaria ssp. australis), la correhuela de las dunas (Calystegia soldanella), la Aetheorhiza bulbosa e incluso el nardo marítimo (Pancratium maritimum), especie incluida en el Catálogo Regional de Flora Amenazada bajo la categoría de interés especial. Las dunas grises debieron ocupar la totalidad del sistema, rebasado el primer cordón dunar y casi hasta el valle de Raíces. Sin embargo, las plantaciones realizadas en el siglo pasado, al objeto de estabilizar la duna, han supuesto la maduración de los suelos y el enriquecimiento del sistema en las comunidades arbustivas características de la trasduna: madroño (Arbutus unedo), laurel (Laurus nobilis) y aligustre (Ligustrum vulagre), principalmente. No obstante, persisten a retazos algunas de las comunidades características de la duna gris e incluso las poblaciones mejor desarrolladas de la espigadilla de mar (Crucianella maritima), especie catalogada como sensible a la alteración de su hábitat y presenta sólo en otras tres localidades de Asturias: las playas de Xagó y Verdicio, en el concejo de Gozón, y el Playón de Bayas, a caballo de los concejos de Soto del Barco y Castrillón

La playa está situada entre el puerto de Avilés y la localidad de Salinas, y constituye, junto con la playa de Salinas un gran arco de unos 3 km de longitud. Antiguamente este el sistema dunar más amplio de Asturias, ocupando todo el conjunto de Salinas y el Espartal, y hacia el interior penetraba casi 1 km hasta los acantilados de Pinos Altos, formados en el jurásico. Actualmente la zona ocupada por el arenal es muchísimo menor. Los motivos de esta fuerte alteración han sido el crecimiento urbano de Salinas (por el oeste) y la creación del puerto de Avilés (en el este), así como el desarrollo de numerosas actividades industriales paralelas al puerto (en el sur), que ha rodeado y aislado completamente la playa; la creación del dique de la ría ha supuesto una alteración en la vía natural de aportes de arena al sistema, al igual que los numerosos dragados realizados en la costa adyacente, pero todavia resulto más dañino la extracción de arena para la construcción. Hoy día se encuentra protegida por numerosas vallas y pasarelas que han permitido el inicio de la recuperación del arenal. Anteriores intentos de recuperación han supuesto la maduración del suelo dunar que permitió el establecimiento de numerosas especies arbustiva.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies